Ciudad Creativa Digital
Ciudad Creativa Digital
Ciudad Creativa Digital
Ciudad Creativa Digital
Ciudad Creativa Digital
Ciudad Creativa Digital
Ciudad Creativa Digital

Ciudad Creativa Digital 

Arquitectos: Villar Watty Arquitectos

Año: 2013

Área construida: 

Ubicación: Guadalajara ,Jalisco, México

 

Equipo:

Arquitectos: Gerardo Villar Watty y Alberto Villar Watty

Equipo de diseño: Diego Serratos, Ana Gabriela Zarazúa, Estefania Zetina, Mariana Majarrez, Ekateriana Vázquez, Gabriela Chávez, Barbara Muñoz, Carlos Fortes, Carolina Pimientel, Eduardo Delgado, Juan Pedro Ponce 

Colaboradores: GAIP y Departamento de Arquitectura 

Nube digital: incubadora de ideas

 

 El proyecto de la CCD plantea el problema de localizar en este continuo un nuevo paradigma creativo, inserto en un territorio que se ha caracterizado por sus pocos e infructuosos cambios a lo largo del último lustro.

 

La propuesta Incubadora Digital plantea un edificio que medía entre ambas realidades, tendiendo puentes entre tradición e innovación.

 

Se retoma la idea de Patio Central como generador del espacio alrededor del cual se organizan los distintos espacios del programa. Este elemento es reinterpretado a diferentes escalas para dar respuesta a una serie de requerimientos programáticos y climáticos. Bajo este principio se genera un primer anillo de 4 pisos de altura que funge como el enlace urbano que ofrece una continuidad formal con el contexto inmediato, siendo en este caso de principal importancia la conservación y adaptación de dos fincas catalogadas como patrimonio histórico, ubicadas en las esquinas noreste  y noroeste del predio. Sobre este primer anillo de 4 pisos, el cual se adapta a las existencias a través de su materialidad y alturas, se localiza el cuerpo del edificio que alberga la incubadora de ideas, un prisma rectangular de carácter efímero que contiene a las empresas en desarrollo, fomentando su formación al ofrecer espacios flexibles y continuos que invitan al contacto e intercambio de ideas. Dentro de este volumen el concepto de patio es llevado a nuevas interpretaciones al adquirir el dinamismo y la riqueza tridimensional que favorecen el contacto visual y auditivo de quienes habitan dicho espacio.

 

El espacio laboral se convierte en una oportunidad de encuentro y aprendizaje común al liberarlo de las divisiones excesivas de los espacios convencionales de oficinas. No existe una oficina, existe un espacio continuo de trabajo y conectividad dentro de una atmósfera cálida y relajada, a la vez que se ofrece la oportunidad de encuentros privados dentro de módulos flexibles que permiten la conformación de oficinas de distintos tamaños que respondan a las necesidades de cada departamento o empresa.